jueves, junio 12, 2008

Discotécnica







Robótica retrofuturista al estilo Disco. Videos de Dee Dee Jackson, Teach Inn y Radiorama.

miércoles, mayo 28, 2008

martes, mayo 27, 2008

True Crime




Ana: "Estoy muy cabreada, ¿no has visto lo del gilipollas ese, lo del programa de Cantizano?"

Sánchez Barba: "Es un... de mierda"

Ana: "Se han metido con Alex. Quiero que les des una paliza. Para que no lo haga cualquiera, quiero que busques a los Miami".

Sánchez Barba: "Mañana hablamos".



La realidad imita a Grand Theft Auto. Dicen los diarios que el detonante fueron unas imágenes no autorizadas del hijo de la interfecta que el tal Cantizano emitió dondequiera que trabaje. Me da absolutamente igual. Es la imágen de la actriz bobalicona transformada en mamma vengativa con lo que me quiero quedar.

Es como Bloody Mama, pero al revés.

lunes, mayo 26, 2008

jueves, mayo 22, 2008

El toque turco

Pues si, hoy toca hablar de bootlegs. Evidentemente, todo un coloso de la industria del pirateo como Turquía no se iba a detener en lo fílmico: Después de realizar sus propias versiones de los éxitos hollywoodianos con "3 Dev Adam" (Capitán América y el Santo contra Spiderman) o "Dunyayi Kurtarem Adam" (La infame Guerra de las Galaxias turca), el siguiente paso era comenzar a piratear eso que, desde los últimos setentas, va pegado como una lapa a cualquier taquillazo que se precie, el merchandising.

Por supuesto, las imitaciones turcas van siempre mas allá del modelo a copiar. El arte turco del pirateo pasa por robar los más metros de celuloide posibles, o por realizar espectaulares versiones caseras del vestuario o los decorados originales, pero también por darle un toque personal al asunto introduciendo entre corte y corte de metraje robado un argumento original, que en las mas ocasiones bordea lo delirante.

Y, pro supuesto, los diseñadores de la línea de figuras de acción pirateadas UZAY tampoco pudieron resistirse a darle a su invento el "toque turco". Sirva de ejemplo este soldado de asalto imperial de color azul pitufo, rebautizado "Blue Stars"...


O el "Head Man", especie de ninja-gladiador con una estética mas cercana a la película turca que a la original...


Al margen de estas dos aportaciones ¿involuntarias? de los fabricantes turcos al universo Star Wars, el resto de la colección son figuras de calidad mas o menos baja (hechas con moldes obtenidos directamente de las figuras del dueño de la licencia, Kenner) renombradas como Dart Vader, Stromtoper o C.PO para eludir la mas que segura demanda por infracción de copyright.

Pero ni aun aquí se va a detener el toque turco. Tenemos las "aportaciones originales", tenemos la copia descarada y de bajísima calidad obtenida por procedimientos dudosos... Y tenemos también el caserismo, el do it yourself mas desastroso.

¿Que costaba a los creadores de, pongamos, 3 Dev Adam fabricar una copia del traje de Spiderman mas o menos digna? ¿Era estrictamente necesario que Spiderman vistiera unos pantys de señora de color rosa? ¿Por qué la mente de aquellos maestros del pirateo elegía siempre la opción mas cutre y chocarrera posible?


No lo se. Del mismo modo que tampoco se por qué este artillero imperial posa orgulloso frente a una calculadora, dispuesto a demostrar a la Galaxia el verdadero poder de la raíz cuadrada, pero ¿a que es una verdadera delicia?.

Imágenes de la colección de Joseph Yglesias (posiblemente el mayor coleccionista de artículos de Star Wars del Mundo) recogidas en The Star Wars Collectors Archive.

martes, mayo 20, 2008

Vuelvo!

Os preguntareis -o no- que he estado haciendo todo este tiempo.

Bueno, la respuesta es sencilla: Nada. Simplemente tardé demasiado en decidir que quería poner despues del notición de la muerte de Charlton Heston (que, aunque parezca lo contrario, no me afectó tanto como para abandonar mi vida bloguera). Desde luego, no quería poner otro Youtubo ajeno, que ya estaban empezando a hacerse cansinos, así que traté de extraer un corte de vídeo de "Operación Genocidio", un películo del setentaytantos con OVNIS y Cristopher Lee que, si los astros no lo impiden, comentaré en breve.

Por desgracia, Youtube se niega a reconocer que formo parte del mundo de los vivos: No importa los perfiles que abra o las veces que confirme mi cuenta de correo, el invento sigue sospechando que tengo algo de robot y me impide colgar vídeos. Así que fui dejando pasar los días, y las semanas, y cuando había pasado casi un mes me di cuenta de que mi vida tampoco había cambiado substancialmente sin Baturroid, así que me dediqué a otros menesteres, como contar los coches rojos que pasan por la calle, intentar recrear películas de Russ Meyer en The Sims 2 (sin éxito) y mirar al techo.

Ha sido una suerte que el señor Abs se acerquase por Escolar.net, uno de los pocos sitios de la Red donde últimamente mantenía algo de actividad (dos comentarios, dos veces al día) para salvarme (inconscientemente, me imagino) de la modorra que me invadía. Ha sido volver al Blog Ausente y recuperar mi amor por lo Burro, que creía ya no muerto, sino confinado a la esfera de lo privado.

Y de paso, me ha picado de nuevo el gusanillo del bloguerío, así que voy a intentar recuperar el Blog, en la medida de lo posible, y lo mejor para arrancar de nuevo va a ser poneros al día sobre mi vida a lo largo de estos meses:

En un ataque de Limpieza General, mi madre encontró mi colección de cómics de Ralf König conspicuamente situados junto al DVD de la película "Cachorro" de Albaladejo, y no sólo no ha preguntado por ellos sino que no ha llegado a ninguna conclusión descabellada sobre mis hábitos sexuales. He estudiado la Wookieepedia a fondo, y me ratifico en mi opinión de que el Universo Expandido, y todo lo que se ha escrito después de El Retorno del Jedi, es caca con pocas excepciones. También he descubierto que me resulta imposible mantenerme al día en cuestiones musicales: Cada semana parecen surgir cien grupos, aparentemente destinados a alimentar el horno de la "cultura del DJ", que se limitan a iterar los éxitos de otros, así que para ahorrarme dolores de cabeza he decidido mantenerme fiel al Pop, al Disco y a la New Wave, y si algo nuevo me llama la atención ya les preguntaré a los del Belmondo. Después de casi dos años, me he reencontrado con Dani L., y me lo pasé muy bien hablando del Monstruo de Amstetten y del mercado de futuros, por extraño que parezca. Por último, he encontrado un nuevo trabajo. No es nada por lo que la gente mataría, pero el sueldo es bastante digno y parece entretenido. Además, estará ahí Chaos para hablarme en los ratos libres de lo mal que está el Wrestling. Para mis padres fue toda una alegría, porque así podrán perderme de vista un rato: Mi padre, orgulloso, me ha regalado un disco de Queen en el que están todas las canciones de la banda menos las que me gustan, y mi madre ha aprovechado una de mis ausencias de fin de semana para "modernizar" la decoración de mi cuarto y dejarlo como sacado de un vídeo de Mónica Naranjo. En general, las cosas van bien.

Bueno, mientras me pongo al día en todo lo que se ha escrito en la burrosfera a lo largo de este tiempo, os dejo con otro Yotubo ajeno. Para celebrar mi recién adquirido estátus de esclavo corporativo de nivel Sub-Z tenía pensado colgar algo de los Devo, pero me he encontrado esta pieza de los Polysics, iconos la New Wave japonésida, y me ha sido imposible no colgarla. Hala, que la disfruten:



Vídeo cortesía de FreakyHippy

miércoles, abril 02, 2008

J-Publicidad

Vamos a empezar por lo suave. Aspiradoras National (Phillips), en algún momento de los años 80, reinterpretadas en clave de mamá ultramanoide equipada con un letal brazo-aspiradora.



Hasta aquí, bien. La referencia está mas o menos clara. El mensaje se pillaría en japonés o en bable, y el monstruo-gurruño mola, admitámoslo. Pero en este segundo caso nos sumergimos en la mas profunda de las obscuridades.



Barcelona. Gaudí. Monstruos. Bailarina cabezona que quizá sea parte del folklore o quizá no. Mas monstruos, incluyendo la bola de ojos y la hormiga biónica. Maromo andalú con bigote. ¿Whisky?.

Exacto, whisky Suntory Royal, que según afirma AltJapan (donde he encontrado estas dos piezas) , se promociona con el eslógan "Lo que verdaderamente nos emborracha es la vida".

De repente quiero probarlo.

martes, abril 01, 2008

Maestros del Terror - El preview.

He pasado una temporadita algo fatal de lo mío. A diferencia de mis amígdalas, que esta semana pasada alcanzaron un lustre y un volúmen impresionantes, este blog se ha ido desinflando. Para solucionarlo, y volver a ir llenando esto de contenido, nada mejor que comentar la serie "Maestros del Horror", dirigida por Mick Garris, en la que se dan cita los mejores directores del género de terror.


Al parecer Cuatro ha decidido reponerla el miércoles para hacer compañía a la segunda temporada de Entre Fantasmas, desplazada de los domingos por el telegulag ese de los bailes. Mala noticia. Cuando Cuatro concibe una serie como "material de acompañamiento", hay que esperar un orden de emisión aleatorio, repeticiones y demás, pero por lo menos esta vez la ponen a una hora aceptable.

Tuve ocasión de ver la serie meses ha en Guba, y me gustó. Ninguna obra maestra, pero sí algún que otro reencuentro agradable, mas de un susto y, en general, bastantes buenos momentos de los que no suelen verse mucho en televisión. Si no la habeis visto, ahí va un preview de lo que os podeis encontrar en los trece episodios de la primera temporada:

1. Don Coscarelli: Incident on and off a Mountain Road. Un accidente trivial en una carretera termina con una extraña criatura tratando de dar caza a la sufrida víctima. Recuerda, en ocasiones, a Jeepers Creepers.

2. Stuart Gordon: H. P. Lovecraft's Dreams in the Witch-House. Tratándose de Lovecraft, el director no podía ser otro que Stuart Gordon. Stuart Gordon no me fascina, pero hay que darle una oportunidad. Divertido.

3. Tobe Hooper: Dance of the Dead. Tras el holocausto nuclear, bandas de adolescentes aterrorizan las calles y los zombies hacen horas extra como go-gos de discoteca. La premisa promete, pero Hooper se pasa de modelno y transforma el divertidísimo material de base en una especie de vídeo de Madonna.

4. Dario Argento: Jenifer. Un policía acoge a una chica deforme que acaba de sobrevivir al ataque de un psicópata. Sexo explícito, escenas inquietantes y violencia. No la violencia estilizada del giallo, sino puro y duro gore. Esto es Argento, señoras y señores.

5. Mick Garris: Chocolate. Un científico descubre que está vinculado telepáticamente a una mujer desconocida, que resulta ser una asesina. Garris fué quien tuvo la idea de reunir a los Maestros del Horror, pero su episodio resulta algo pobre.

6. Joe Dante: Homecoming. Los soldados muertos en Irak vuelven a la vida durante la campaña electoral para hacerle la vida imposible al candidato a la reelección. Joe Dante intenta seguir los pasos de George A. Romero, aunque se deja la sutileza por el camino.

7. John Landis: Deer Woman. Aunque no se haya prodigado demasiado en el género, John Landis entra en la serie con esta historia en la que un espíritu de los Indios Americanos vuelve a la vida y mata-mata-mata. Humor y terror en un estilo que recuerda a Un hombre lobo americano en Londres.

8. John Carpenter: Cigarette Burns. Un millonario busca la única copia existente de "Le fin Absolute du Monde", una extraña película de terror que deja marca en quien la ve. Literalmente. Tengo la extraña manía de mirar los productos recientes de Carpenter un tanto por encima del hombro, pero con Cigarette Burns tuve que hacer una excepción. En mi opinión, el mejor episodio de la serie.

9. William Malone: Fair-Haired Child. Otro episodio que superó mis expectativas. Del director de Miedo Punto Com no se podía esperar nada grande, pero con una historia bien ejecutada y una premisa alucinante de verdad, consigue sorprender. Una pareja hace un trato con el diablo para resucitar a su hijo muerto, pero a cambio deberán ofrecerle la sangre de doce inocentes. Me estoy asustando otra vez solo de recordarla.

10. Lucky McKee: Sick Girl. La relación entre una pareja de lesbianas se deteriora un poco cuando una de ellas se transforma en un mutante tras la picadura de una araña. Una reflexión sobre la pareja con monstruo de por medio. ¡Ideal!.

11. Larry Cohen: Pick Me Up. Dos psicópatas se enfrentan por una víctima: Uno de ellos es un camionero que mata autoestopistas; otro es un autoestopista que mata a los conductores que le recogen. A los mandos, el director de clásicos del terror como Q - La Serpiente Voladora.

12. John McNaughton: Haeckel's Tale. Un cuento gótico sobre un joven científico al que, tras un extraño encuentro en un bosque, perdió las ganas de convertirse en un aprendiz de Frankenstein. Hay zombies, goticismo a mansalva, magia negra y lo que podíamos esperar de un relato de Clive Barker: Sexo.

13. Takashii Miike: Imprint. Macabra es la palabra. Un hombre viaja a una isla de Japón para reencontrarse con el amor de su vida. Ella ha muerto, pero ahí está una prostituta deforme para contarle al recién llegado toda clase de revelaciones sobre su amada, cada cual mas horrorosa y repelente. Fue demasiado para mi.

Hay una segunda temporada en la que el lote completo (mas algún rezagado) repiten con nuevas historias. Mejor no hablar de momento de ella, porque en Cuatro no parecen haberse dado cuenta de que existe y porque si me estiro con 13 episodios más la plantilla del blog lo mostrará como un chorizo ilegible. Por ahora, ahí queda la primera temporada. Que la disfruten.

lunes, marzo 24, 2008

Miedo

Ha sido gracioso reencontrarme con esta imagen. Forma parte de una colección de cromos que coleccioné en mi mas tierna infancia y que perdí hace ya demasiado tiempo, y que he encontrado aquí.

Efectivamente, representa un Kelpie, un ser mitológico aunque la colección de cromos de donde proviene la imagen le atribuyeran un origen extraterrestre. Los Kelpies son criaturas que, según el mito celta, habitan cerca de los ríos y suelen presentarse en forma de caballo o, en ocasiones, en forma humana. De nuevo según la mitología y la creencia popular, estos seres son criaturas maléficas; violan y devoran a las doncellas que se aventuran solas a las orillas de los ríos de Escocia, aunque se dice que si un mozo consigue agarrar las riendas de un Kelpie podrá domarlo y usarlo como le convenga.

Sabiendo esto, la interpretación del artista resulta totalmente equivocada. Y aun así, esta imagen me aterrorizó en su momento y aun hoy en día me sigue resultando inquietante.

Nunca me ha gustado mucho la mitología, y menos aun la céltica. La idea de un caballo acuático violador y caníbal me provoca risa. Sin embargo, el ilustrador de la colección de cromos huyó del mito y de la chorrada medieval y conviertió al Kelpie en una criatura monstruosa, aviesa, que ataca por la espalda y sin avisar. Lo peor de todo, las zapatillas de deporte que luce la potencial víctima, detalle kitsch pero profundamente terrorífico: El Kelpie ya no es una creencia de algunos paletos escoceses del Siglo XV, sino un peligro de aquí y ahora. El próximo en ser devorado por esta criatura de ojos rojos podrías ser tú.

sábado, marzo 22, 2008

El chico imposible

Excepcional extravagancia karateca a cargo del astro filipino Weng Weng: Medio metro de superespía, maestro de artes marciales, agente de interpol, castigador sexual y grano en el culo de la campaña de promoción de la cultura filipina de Imelda Marcos. Que lo disfruten.